Mieli d'Italia

  • Aumenta dimensione caratteri
  • Dimensione caratteri predefinita
  • Diminuisci dimensione caratteri
HOME En - Fr - Es - De Español Contundente prueba científica: NEONICOTINOIDES + NOSEMA = muerte de las abejas

Contundente prueba científica: NEONICOTINOIDES + NOSEMA = muerte de las abejas

email Stampa PDF
18 octubre 2011 inglese_18x12 italiana_18x12

api morte davanti a porticina alveare

¿Os acordais de uno de los muchos anuncios rimbombantes (¿A pago???) lanzados por investigadores españoles y estadounidenses (¡En colaboración con la Nasa!)?: ¡“La crisis de las abejas es consecuencia de la acción de un parásito intestinal: el nosema”!

 

La investigación científica independiente y pública pone el punto final a todo este conjunto de verdades a medias que tienen como único objetivo enmascarar la realidad:

Otro nuevo trabajo científico independiente confirma el efecto sinérgico de los insecticidas sistémicos en dosis infinitesimales y "subletales", con el aumento de los efectos mortales del nosema, grave patología intestinal de las abejas.

Hasta el punto que el trabajo concluye que la actividad agrícola humana, especialmente en países con una "agricultura moderna", es una causa segura , incluso podría ser que la principal, del declino de las abejas.

El fenómeno se ha bautizado en los EE.UU. como CCD (Colony Collapse Disorder: Síndrome del colapso de las colonias) y quizás merece una definición más apropiada: CCHD (Collony Collapse Human Disorer: Sindrome del colapso de las colmenas por causa humana).

Ver la revisión del estudio científico publicada por la revista L'Apis n°8/2011.

Las conclusiones de este estudio proporcionan una nueva evidencia de que, como resultado de las perturbaciones introducidas por el hombre, se puede provocar y concatenar efectos devastadores para el medio ambiente y, en particular para las colonias de abejas.

El nosema es el patógeno oportunista por excelencia, y en ciertos contextos ambientales puede estar presente de manera significativa en todas las colmenas; pueden multiplicarse y causar la muerte de la colmena en función de la resistencia y de la capacidad de reaccionar de las abejas.

El estudio concluye que la interacción entre el nosema y los insecticidas constituye un riesgo significativo para la salud de las abejas.

En un ambiente en el que se pueden presentar elevadas, e incluso repetidas contaminaciones, podemos imaginarnos las dramáticas consecuencias para las colmenas...

El estudio confirma los resultados extremamente preocupantes de un precedente estudio parecido, del 2010, llevado a cabo también por el Inra en Francia (Aviñón), que comparó los efectos del imidacloprid en dos muestras de abejas, una sana y una infectada con nosema.

 

La interacción mortal pesticidas-parasitosis no es un descubrimiento nuevo. De hecho se ha estudiado y se aplica de forma habitual en el control de plagas.

En el 2007, el Profesor Joe Cummins, del “Istitute of Science in Society”, ha publicado un dossier sobre el tema, explicando cómo se utiliza la interacción parásito-plaguicida en la lucha contra las plagas de insectos. Entre las asociaciones más importantes tenemos:

  • Esporas de Beauveria bassinia asociadas a dosis subletales de imidacloprid se utilizan para contrastar la cigarra del arroz.
  • Un método eficaz de control integrado de plagas que se usa contra la mosca blanca de la batata consiste en la subministración de dosis subletales de imidacloprid y del hongo Leocanicillium muscarion.
  • Para combatir las hormigas corta hojas y las termitas se ha demostrado que es eficaz utilizar un décimo de la dosis letal de Imidacloprid asociada a las esporas de Beauveria bassinia y Metarhizium anisopliae.
  •  El Bacillus thuringiensis, baluarte de la lucha biológica por ser eficaz contra una gran parte de los parásitos de las plantas, es 45 veces más letal cuando actúa sobre larvas de los barrenadores infectadas con Nosema pyrausta.

Por lo tanto las autoridades públicas han reconocido la eficacia de estas interacciones sinérgicas pesticidas/agentes patógenos, y han autorizado su aplicación en la agricultura. Sin embargo, en el proceso de autorización de estos principios activos, cuando se ha evaluado el riesgo para los insectos útiles (no target), las autoridades se han limitado a evaluar solo algunos efectos de la exposición a ellos, privilegiando generalmente los letales a corto plazo.

Insistir en ignorar deliberadamente los efectos sinérgicos de estas sustancias y autorizarlas no se puede considerar como un “simple desliz” de las autoridades.

Con un cuadro así de alarmante para las abejas y el medio ambiente en general, de forma espontánea uno se pregunta...¿Qué medidas está adoptando los EE.UU., país lider en la utilización de tecnología agrícola “innovativa” y donde (¡Qué coincidencia!) el CCD suena y resuena de forma más preocupante que en los otros países? (Pensad que Bayer en los EE.UU. ha hecho 772 millones de dólares de ventas sólo de imidacloprid y clotianidina en el 2009)

En el 2008, en los EE.UU., el equipo del Dr. Jeff Pettis que era el jefe del grupo de investigación que el Ministerio de Agricultura creó para estudiar el CCD, realizó un estudio sobre la interacción nosema / pesticidas.

Este estudio también verificó que la vulnerabilidad de las abejas a la infección del nosema aumenta exponencialmente con una exposición en contemporánea al imidacloprid, incluso a dósis bajísimas difíciles de relevar.

La cosa extraña y peculiar de esta investigación estadounidense que demuestra que la interacción nomema-neonicotinoides (imidacloprid) determina un debilitamiento significativo de las colonias de abejas, es que hasta la fecha, después de dos años, todavía no se han publicado los resultados.

El doctor Pettis y el otro experto en CCD, Dennis van Engelsdorp, de la Penn State University, han hablado del caso en un documental sobre la mortandad de las abejas, realizada por el cineasta estadounidense Mark Daniels, y luego han confirmado los resultados del estudio, después de que saliera a la luz la insistente investigación de un periodista del diario británico "The Independent".

 

Hay muchos indicios de una infiltrante influencia en ámbito científico de los intereses y la voluntad de la Corporación de la agroquímica, así como de una eficaz obra de condicionamiento e incluso de censura de los órganos de comunicación científica, que claramente no se limita a la investigación estadounidense y sus revistas científicas.

Para saber más sobre este tema (textos y video en italiano, inglés y español):

Wikileaks: se confirma la sórdida historia que protege a Bayer

Una revisión de artículos realizado por la revista LabTimes sobre los estudios científicos sobre el declino de las abejas

Otro artículo del periodista Michael McCarthy

Un comentario de un lector de la revista The Independent

Video entrevista al apicultor estadounidense Theobald sobre el chanchullo EPA/Bayer con el que se ha obtenido la autorización de uno de los neonicotinoides con efecto tóxico y sistémico. Texto del vídeo en español. Texto del vídeo en ingles. Texto del vídeo en francés. Texto del vídeo en italiano.             

Versión con subtítulos en español

 


Toda la documentación sobre el pacto ilegal en este link